jueves, 21 de marzo de 2013

Mini Capítulo 2.1 - Nos volvemos a encontrar



Las tardes de primavera son ideales para retomar el entrenamiento en la cuidad, tengo muy claro que debo mantenerme en forma, aún cuando nunca este en una misión activa no es bueno bajar la guardia, menos ahora que Diego no puede contactarme. 

Me gusta variar el circuito regularmente, me sirve para conocer todas las posibles rutas de escape y mantenerme un paso más allá de lo que pueda traer el destino, aparte aprovecho de revisar después en mi casa si mi programa de rastreo funciona. La zona residencial por lo general la evito, no presenta gran desafío físicamente, ni es una ruta de escape adecuada por tener demasiada visibilidad, pero hoy me siento atraída hacia esa zona y Diego siempre me dice que debo hacerle caso a mis instintos. 


Es media tarde cuando nos vemos, ella sabe quién soy y yo, la recuerdo como si hubiese sido ayer… La manifestación fue clara, una tienda de mascotas y ella, la misión, ser comprada por una persona en particular. 

Muchos alfiles toman años en descubrir sus habilidades, todos poseemos una habilidad más allá de lo ordinario y relacionada directamente con nuestra clasificación, sin embargo para mí esto fue inmediato. Mi madre me explico claramente que al ser planeadora mi habilidad estaría relacionada con el contacto indirecto, por lo que cuando llegó el momento de demostrar el peso de mi sangre Diego no dudó por un segundo que era pura. 

Hace tiempo que no recordaba mi manifestación, pero al verla tan grande y saludable no pude evitarlo. 

Cuando llegue a su lado, ella se paseó por mis piernas con un suave ronroneo, saludándome. 

- Hola pequeña Luisa, nos volvemos a encontrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario