jueves, 21 de marzo de 2013

Mini Capítulo 1.3 - Escaleras Vidrio y Cemento



Estos sueños no tienen sentido, no para mí, soy aima!. 

Mi padre me dijo que los aimas siempre tenemos control sobre nuestros sueños, incluso en la manifestación. 

Entonces... qué está pasando...Esta semana el sueño es diferente, ya no estamos en el limbo, al menos no es mi limbo, no veo la pradera junto al lago, sino que estoy dentro de una nube gigante. 

Alguien se acerca, lo sé por el viento que mueve la nube y en el limbo no hay viento. 

Mi cuerpo comienza involuntariamente a moverse y se sienta en una banca que aparece de la nada, de la nube sale la mujer de las noches anteriores junto al mismo gato, me mira entrecerrando los ojos... evaluándome. 

Al parecer decide hablarme. 

- No es tiempo de preguntas, mi tiempo de comunicación es limitado, y más aún utilizando un limbo ajeno 

- En el limbo de quien estamos? 

- Ya la conocerás, debes hacerlo... 

- Qué pasó con Alicia? 

- Ese es tú deber averiguarlo, pero a su debido tiempo, las primeras pistas llegarán junto con la sabiduría. Primero debes encontrarla, una corriente te avisará que estás más cerca de ella... la dueña de este limbo, el primer pasó a las respuestas. Buena suerte ... La necesitarás... 

Tras la última palabra apareció una imagen, una edificio en construcción, mucho vidrio y sacos de cemento derrumbándose... esa era mi pista. 

Este despertar fue menos brusco que los anteriores, el sol quemaba en mi cara como extrañamente lo hace en primavera... 

El sector me era familiar, he tenido misiones ahí, ahora solo me queda saber el cuándo... 

Mi padre me había explicado lo suficiente sobre los medios de comunicación entre alfiles y guardianes. Y aunque esta mujer no fuese mi guardián, estábamos en un limbo, por lo que las reglas no verbales son las mismas: Nada es lo que te dicen y todo significa algo... la gran incógnita es ¿Que significa esto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario