jueves, 21 de marzo de 2013

Capítulo 7 – El Avión

Cualquiera pensaría que es difícil evitar que una persona se suba a un avión .... Y efectivamente, es casi imposible! 

Una semana completa me tomó el averiguar toda la rutina de Néstor Cienfuegos, una persona muy ocupada por lo demás, nunca está en un lugar dos veces la misma semana, su secretaria generalmente no sabe dónde va a estar a cierta hora del día, a veces trabaja desde casa, a veces trabaja de noche y duerme hasta tarde... 

No el tipo de persona que quieres para tu primera misión, nada ... predecible.

 

Precisamente por eso decidí que estaba enfocándome mal, no tengo que saber la rutina de Néstor, necesito acercarme a él de una forma más estable, por eso me enfoque en el taxi. 

Se trata de planificar, por lo que no puedo hacerme pasar por taxista, aunque quizá no se hubiese subido a un taxi manejado por una mujer, uno nunca sabe cuán machista pueda ser alguien. 

De 40 líneas de radio taxis que hay en la cuidad, 20 trabajan en la zona financiera, de esas 20, 5 lo hacen con contrato de exclusividad y de esas 5, 1 tiene un contrato con la compañía de Néstor. Sólo me tomo una mañana averiguar eso haciéndome pasar por encuestadora telefónica. 

Una vez que memorice la ruta desde la oficina hasta el aeropuerto, anote los puntos donde quizá hubiese mucho tráfico, o pudiese ponerme con la moto a propósito para retrasar el trafico, hasta podría fingir un ataque epiléptico o algo así, lo que sea que evite que el taxi se mueva. Inmediatamente borre esa idea de mi cabeza, podía escuchar la voz de Giles retumbando diciéndome que eso no era muy estratégico que digamos, estratégico o no yo lo considero muy efectivo, pero no me quiero poner a discutir con el Giles imaginario, mucho menos si cada vez que lo veo, discuto con el Giles "real". 

Lamente varios días no haber tomado en serio cuando Sam se ofreció a enseñarme a programar y hackear cosas, él era un genio en ese sentido, pero por motivos obvios no tenía intenciones de llamarlo y pedirle ayuda, una tiene orgullo, mucho menos podría explicarle para que quería hackear al Aeropuerto. Rafael también es bueno en ese tipo de cosas pero seguramente no podría mentirle cuando me preguntase para que necesitaba ayuda, me comenzaría a tiritar el ojo derecho como siempre que miento. 

Mi tic en el ojo derecho... no contaba con eso, si alguien me preguntaba sobre que estaba haciendo, o si de verdad me sentía mal, en caso de que optara por el ataque epiléptico, mi ojo me delataría ... Rápidamente todas mis ideas que consideraban encuentros cara a cara con otras personas se fueron al desagüe... 

La solución es simple entonces, tengo que evitar hablar con gente ... en persona. De a poco todo comienza a tomar forma y ya creo tener el plan perfecto... 

-- 

Contra lo que pensé inicialmente, todo resulto bastante bien, aunque un par de veces pensé que no podría conseguirlo. 

Mi plan fue mucho más simple que fingir un accidente o cortar el tráfico. Decidí llamar al aeropuerto desde un teléfono público y hacerlo pasar por terrorista. Les dije que tenía una bomba y que planeaba hacer estallar el avión. 

La gran falla de ese plan fue cuando lo revisaron, alguien les dijo que era una farsa para despistar del verdadero terrorista, lo examinaron cuidadosamente y vieron que estaba limpio. 

Mi siguiente gran idea, puesto que se me acababa el tiempo fue llamar a policía internacional y decirles que el acusado de terrorismo era en realidad traficante, más una mula que mente maestra, pero él no lo sabía. Que la banda De Miko el Macho lo había drogado en el taxi y hecho tragar una capsula con cocaína para desprestigiar su nombre. 

Como era de esperar no me creyeron mucho, sonaba demasiado desesperada, pero nada perdían con revisarlo ... nuevamente. Y no encontraron nada... de nuevo... 

Finalmente llamé a su secretaria y le dije llamaba del edificio de Néstor, y que habían entrado a robar a su departamento, que lo necesitaban con urgencia para una declaración de valores para el seguro y poner una denuncia. Traté de darme un par de vueltas de carnero para hacer sonar todo más serio de lo que podría haber sido y decirle que si no llegaba hoy mismo, la declaración perdía validez, si es cierto eso o no, no tengo la más remota idea. 

Esperé fuera de su edificio por dos horas, hasta que finalmente lo vi llegar. Se bajó de un taxi enfurecido, su secretaria lo acompañaba y lucía estresada hasta el límite. Entraron al edificio y salieron a los 5 minutos. Él le gritó un par de cosas que no entendí, porque yo estaba demasiado ocupada saltando de alegría, de hecho cuando lo vi grité "Si!" tan fuerte, que estoy segura que se dio vuelta a mirarme, pero me escondí lo más rápido que pude. 

De lo que escuche de su conversación entendí que él se estaba quejando porque ya había tenido demasiados problemas en el Aeropuerto, estaba a punto de abordar al límite del tiempo cuando ella lo llamó y le dijo lo del edificio. 

Se quedó callado un momento como decidiendo si le decía algo o no, al parecer decidió que no. 

Se subieron nuevamente al taxi y pasaron justo en frente mío al doblar la calle. No sé si habrá sido mi imaginación, pero estoy segura que Néstor me quedó mirando de una forma muy extraña. 

Me sentí muy conforme conmigo misma, no podía creer que mi primera misión hubiese salido bien, sentí unas ganas de irme a dormir inmediatamente para decirle a Giles "En tu cara!!!", pero como aún tenía cosas que hacer en la cafetería me contuve. 

Di un par de vueltas antes de volver a la Cafetería, almorcé tranquila, camine un rato y decidí que era tiempo de volver a trabajar. 

Cuando llegué a la cafetería las cosas estaban tranquilas como siempre, no había mucha gente, así que me fui directo a la barra para pedirle a Javier un Moka grande y que me pasara un brownie caliente. Me merecía un premio no? 

- Moka y Brownie? nos estamos premiando por algo?- Me pregunto Rafael con su tono habitual de buen humor 

- Podríamos decir que si - Le dije sonriendo, no puedo contarle el porqué, pero sé que no me va a preguntar si no le cuento por mí misma, siempre respeta mucho mi cabeza- Y no hay novedades por acá?- le pregunté 

- No mucho, llamaron preguntando por ti hace un rato, pero dijeron que llamaban de nuevo, ya llegó la patente de alcoholes, ah y Tania dice que tiene mal de amores y ha estado encerrada en tu oficina toda la mañana. 

- Tania con mal de amores???, no te puedo creer!!! - dije irónicamente, Tania siempre tiene una historia diferente, con un amor nuevo cada semana- Y Camilo que no ha llegado? 

- Dijo que tenía hora al médico y de ahí venia- 

- Ahh, pero que avise antes!, igual no hay mucha gente, pero para la próxima que me avise antes, para planificarme- 

- Suficiente de la cafetería, tú cuéntame porque andas tan distraída últimamente- Dijo Rafael para cambiar el tema 

- No es nada, tengo muchas cosas en la cabeza- 

- Líos de pantalones?, no me digas que Tania tiene razón y andas distraída por un hombre!- 

La forma en la que dijo eso fue tan extraña, muy parecido a como me lo diría mi padre, en el límite de la protección y la preocupación, pero sin reprobar. Menee mi cabeza negando. 

- No es lo que tú crees, y por tu mirada te tranquilizo, no es Sam...- Le dije para sacarle la mirada de "Dime que no es él de nuevo"- Eso ya paso, aunque si es por un hombre, pero créeme, es en el ámbito menos romántico que puedas imaginar- 

- Entonces?- dijo algo confundido 

- Es ... complicado, él es ... - no puedo decirle que es mi guardián el que me tiene confundida, primero porque es incorrecto, es mi guardián, está prohibido según él explico, aparte no se si estoy confundida en un sentido amoroso, decido decirlo de la forma que creo puede entenderlo- Es que conocí a un familiar lejano - la relación que tenemos que tener es de familia, así que está bien- Y él me pone los pelos de punta, no lo entiendo, al principio pensé que sentía algo por él, pero eso estaría mal... 

- Pero sientes algo por él?? .. 

- No.. No creo ... No sé, lo siento muy cercano, casi como si a veces pudiésemos pensar en sincronía, pero me desespera!, es tan sabelotodo. Tu sabes!, cuando no puedes decidir si besar a alguien o agarrarlo a golpes! 

- La verdad es que no sé, hace mucho que no siento eso por nadie, pero puedo llegar a entenderte- 

Cuando dijo esto, su mirada se volvió gris, giró su cabeza hacia la ventana, como si estuviese recordando algo triste y lejano, nunca lo había visto así, a decir verdad Rafael nunca me ha contado mucho sobre su vida privada, y eso que hemos vivido muchas cosas juntos, siempre pensé que era porque tenía sentimientos por mí, pero cuando le pregunté simplemente se rió, no como ahora que tenía una mirada casi de añoranza y pena. 

- Cuéntame de ella.. 

-Ah?, Quién? 

- Ni te atrevas a tratar de engañarme Rafael di Graccia! nos conocemos hace mucho tiempo, de hecho me conoces mejor que de lo que me conozco yo misma, así que creo merezco algo de sinceridad no? 

- Está bien, es que es doloroso hablar de ella... Fue mucho antes de que nos conociéramos, nuestra relación también era mal vista, y equivocada en muchos sentidos, pero nosotros nunca le tomamos el peso y seguimos delante de todas formas. Éramos tan parecidos, estábamos siempre en sincronía, tal como tú lo dices, muchas veces no necesitábamos hablar para que el otro supiera lo que uno pensaba- 

- Qué tan mal vista? - 

- Dejémoslo en que trabajábamos juntos. Nuestra relación interfería más de lo que imaginas nuestro trabajo, pero éramos felices. 

- Y que pasó?, si eran tan felices porque no siguen juntos? 

- Todo se complico demasiado, llegamos a un punto de no retorno ... es difícil de explicar. Aun sueño con ella casi todas las noches... 

- Pero ahora trabajas conmigo, porqué no la llamas?? 

- Eso sería imposible.. 

- Porqué?? 

- Porque ella murió ... 

Repentinamente me sentí muy mal, como si hubiese traspasado una frontera imaginaria en la cabeza de Rafael. Esto explicaba tanto... como me miraba cuando Sam me hacia una de sus escenas, como mira a Javier y a Camila cada vez que vienen juntos a la cafetería. 

Por primera vez vi cuan roto estaba mi mejor amigo, y yo no sabía. Por años le conté mis penas y mis alegrías, pero jamás repare en las penas que escondían su mirada. 

No quise preguntar más, pero él continuó. 

- ... de alguna forma siempre he pensado que fue mi culpa, de no haber estado preocupada por mí, ella no habría estado donde sucedió su accidente...- la forma en la que dijo la última palabra fue muy extraño, pero no quise preguntarle - han pasado varios años y nada ha llenado ese espacio que ella ocupaba...- 

- Rafael... lo siento tanto, yo...- Mi garganta se cerró, sentía mis ojos humedecerse, pero me contuve, no podía llorar, que clase de amiga sería si lo hacía revivir más aun su pena- porqué nunca me contaste esto? 

-Porque nunca se dio la oportunidad...- Me dijo dulcemente 

En ese momento entró Tania corriendo con el control de la televisión en la mano. 

- Aix!, Rafa! miren esto, es terrible!!! 

Encendió el televisor y puso el canal de noticias, el periodista estaba conmocionado mostrando imágenes de un accidente en el mar al parecer, le subí el volumen para escuchar mejor. 

- ... Aun no se determina el numero de víctimas, pero ya es sin duda el mayor accidente en lo que va del año, solo podemos enviar nuestras condolencias a todos los familiares. Para los que recién se integran a nuestra sintonía les contamos: Un avión precipitó a tierra al llegar a Buenos Aires, el piloto trato de no estrellarse en la ciudad, por lo que intentó realizar un aterrizaje forzoso en el Océano, hasta el momento no hay indicios de sobrevivientes, repito ... - 

Comencé a sentir mi cabeza girar, como si me hubiesen quitado el aire de un momento a otro ...no puede ser.... 

- Que terrible, y el avión salió del aeropuerto de acá, ojalá no conozca a nadie ... - 

Tania comenzó hablar comentando el accidente, lo afectada que estaba, lo terrible que era esto, que necesitaba un trago, etc... Yo simplemente no podía escucharla, seguía atenta a lo que decían en las noticias, esperando solo una cosa... 

El reportero siguió entregando datos que me estresaron el doble, la cantidad de personas que viajaba, las escalas que tenía el vuelo, estadísticas varias sobre como aún con un accidente de esta magnitud, volar seguía siendo la forma más segura de viajar. Finalmente dijo lo que yo temía... 

- Nos informan que ya se tiene el numero de vuelo, es el vuelo FT302 de la línea aérea Fly Time, el cual salió de la cuidad de origen a las 12.30 ...- Informó finalmente el periodista y mi visión se fue a negro... 

--- 

- Aixza??, Aixza??- Me llamó una voz, y si era la que yo creía, alguien tendría su mental trasero en problemas! - Tu sabes si conocía a alguien que viajase en ese avión?- preguntó la voz a alguien. 

- No que yo sepa... ahí parece que despertó- Contestó Rafael 

Al parecer me desmayé, Javier y Rafael me llevaron a la oficina de administración para reanimarme mientras Tania seguía atendiendo. 

- Te sientes mejor?- Me preguntó Rafael, mientras me miraba preocupado. 

Me sentí egoísta cuando lo miré, él siempre preocupado por mí, y yo siempre dándole motivos para preocuparse más. Él me cuenta su mayor pena y yo que hago?, me desmayo a los 5 minutos! 

- No es nada, solo me impactó mucho, tanta gente... Además tengo las defensas muy bajas últimamente, y esta por ser esa época del mes, entonces estoy muy sensible a todo- traté de hacer excusas para desviar la atención de lo que de verdad me angustiaba, y al ser hombres, evitaron hacer más preguntas. 

"Sólo tienes que evitar que despegue ese avión" Me había dicho Giles cuando me indicó la misión, era una pista!, él sabía que el avión se iba a estrellar!. 

- Aixza?, alguien te busca..- Dijo con cuidado Rafael- Tania dice que te está esperando adentró- y apuntó hacia la cafetería con la cabeza- Le digo que venga otro día?, su nombre es Néstor Cienfuegos... 

-- 

Néstor Cienfuegos se veía exactamente igual que en la mañana, abrigo largo y maletín negro. Sus duras facciones me estudiaban con cuidado cuando regresé a la cafetería. Sus ojos negros me miraron como si tratara de entrar en mi cabeza. 

- Te ves algo pálida, muy distinta al tono rosado que tenias a medio día cuando saltabas fuera de mi edificio - Dijo cuidadosamente 

- Entonces me vio... - Sólo se me ocurrió decir eso 

- Por supuesto que te vi, y también la semana pasada cuando me seguías a todas partes, sólo que no sabía el porqué como lo sé ahora. 

- Qué sabe? 

- Me sorprende que las casas me tengan tan bien catalogado, como para enviar una misión de prevención 

- Las casas... 

- No nos veamos la suerte entre gitanos Aixza, tu sabes de que estoy hablando- dijo mirándome a los ojos fijamente, estudiando mi rostro, con la mirada más penetrante que he visto jamás- casas, limbos, equilibrio... te suena algo de eso? 

- Usted es un alfil... 

- No, no soy un alfil, soy un guardián -Dijo relajadamente y se tiró hacia atrás. 

Tania llego con dos expresos y unas galletas, mirándome con cara de "está todo bien", agité mi cabeza haciéndole notar que no había problema, no quiero que escuche lo que estamos conversando, sería muy difícil de explicar. Cuando se fue continuamos la conversación. 

- Cómo me encontró?- 

- Es muy fácil cuando tienes tantos años como yo, toma mucho tiempo aprender a olfatear a los alfiles, y los nuevos como tú aún huelen a peones. 

- Y eso vino a decirme? - Pese a haberlo salvado, no me sentía muy amigable con él. 

- No, vine a agradecerte, pero por tu cara parece que no llegue en buen momento... viste las noticias no? 

- Debería haber tratado de detener el avión completo 

- NO! - casi gritó, retomando la postura erguida al borde de la silla, al darse cuenta de lo exaltado de su grito, relajo un ligeramente la postura y continuo- sólo tenias que limitarte a la misión que te encomendaron, es peligroso alterar hechos porque sí. Ese avión estaba destinado a caerse! 

- Cómo puede decir eso!, toda esa gente no tenía porqué morir! 

- Eres muy nueva al parecer, cuantas misiones llevas? 

- Esta es mi primera, aún no sé si soy planificadora o ejecutora. 

- Y tu guardián no te ha dicho el mantra? 

- Cual mantra? 

- No soy yo el que tiene que decírtelo, ahora si me disculpas, tengo otro avión que tomar- Se levantó y salió de la cafetería rápidamente, los guardianes al parecer tenían por característica dejar preguntas en el aire. 

Rafael se acercó inmediatamente y me miró con cara de "que fue eso?" , después de estudiarme unos minutos me preguntó. 

- Qué quería Néstor Cienfuegos? 

- Tú sabes quién es? 

- Tiene una exportadora verdad?, trabajamos un tiempo juntos hace años. 

- Ah, sí, ehmmm - Que le digo?- No mucho, quería ofrecerme sus servicios, pero le dije que ya teníamos nuestros proveedores. 

- Aha....- 

No creo que Rafael me haya creído mucho, pero no me preguntó más. 

La tarde siguió normal, sólo comentarios de asombro por el avión y especulaciones varias. La verdad es que trate de no pensar mucho en eso, me encerré en la oficina y trate de dormir, necesitaba hablar con Giles, pero no pude hacerlo, por más que lo intentaba mis ojos no querían cerrarse. 

Fui a tomar el té con Doña Catalina y Don Rafael como lo hago una vez a la semana, me encanta pasar tiempo con ellos, son lo más cercano que tengo a una familia últimamente. 

Lamentablemente también comentaron el incidente del avión. Cada vez que veía la escena, sentía mi estómago dar vueltas, cómo algo tan cruel puede ser parte del equilibrio... 

Finalmente llegó la hora de dormir y de una manera que desconocía en mí, me convencí de que tenía que ver a Giles hoy, no que quizá lo viese, sino que tenía que verlo. 

Al dormirme aparecí en el Limbo, pero no había nadie allí. Espere bastante rato y comencé a repetirme "No te atrevas a desaparecer, ven acá Giles!!" Habré repetido eso unas 20 veces, hasta que apareció con una expresión de sorpresa en su cara como jamás lo había visto. Parecía como si él no esperase verme hoy. 

Con esa misma cara de sorpresa me preguntó. 

- Tú me... convocaste?? 

- Al parecer si, necesitaba hablar contigo, mejor dicho- avance un paso hacia él- necesitaba patear tu limbístico trasero!! - y le di una cachetada- 

Él no se inmuto por la cachetada, parecía estar más sorprendido de otra cosa. Al minuto después atino a tocarse la mejilla. 

- Cómo hiciste eso?- 

- Fácil, dejas fluir la rabia a través de tu mano y la llevas a la mejilla de la persona que se lo merece- dije sarcásticamente 

- No me refiero a la cachetada, acá no siento dolor, pero respecto a eso ¡Porqué me pegaste!- comenzó a gritar- ¿Cómo me convocaste?!, se suponía que no nos veríamos hasta la próxima semana!, sólo un guardián puede convocar! 

- Es decir que sólo podemos vernos cuando tú quieras? 

- No es cuando yo quiera, es cuando sea necesario. 

- No sé como lo hice, sólo sé que quería verte y demostrarte mi enojo, sabías que el avión se iba a caer!!! 

- No sabía eso, pero lo sospechaba, era lo más lógico del porqué tenías que evitar que un jugador se subiese- Dijo restregándose la mejilla, me pregunté si de verdad no sentía dolor- me pregunto si era alfil o guardián. 

- Era guardián, me contacto a las horas después, me dijo que podía oler a los alfiles 

- Tiene que ser muy experimentado entonces, yo aún no puedo hacer eso, y supongo que tu tampoco 

- No me interesa andar olfateando gente!, quiero saber porqué!! 

- Aixza...- dijo suavemente, como cuando le quieres explicar algo a un niño pequeño- Es parte de lo que hacemos, debes saber que "Las cosas pasan por algo", ese es el mantra de los jugadores, es difícil de entender al comienzo, pero ya lo entenderás. 

- Tú tienes que estás loco!, no es esto lo que yo quiero! 

- No se trata acerca de lo que tú quieres, y entiendo perfectamente tu frustración, pero te lo prometo... más adelante lo entenderás, dale unos días... de acuerdo? - 

Él nunca me había hablado tan suavemente, tan protector, me miraba tiernamente con sus ojos intensos, que ahora se veían como dos joyas preciosas, pero no me inspiraban atracción, más bien me tranquilizaron, sus ojos me calmaron, al igual que su expresión de martirio. 

Por su mirada podía decir que el también lamentaba lo que había pasado, pero no podía decirme directamente de que no estaba de acuerdo con dejar el avión caerse, pero que de verdad entendía lo que estaba sintiendo. Todo eso lo supe con sólo mirarlo a los ojos... 

- Lo siento Aixza... de verdad, son lecciones que cuesta aprender. Nos veremos cuando te dé las indicaciones para tu misión como ejecutora, quizá para esa fecha estés con la moral más alta... 

Desperté con una palabra en los labios, no me dio oportunidad para decir nada, aunque no había mucho más que quisiera decirle, entendí que para él también era difícil esto... 

"Las cosas pasan por algo", nunca me gustó ese dicho y ahora mucho menos. 

Las tres y media de la madrugada, no había una hora más desagradable para despertar?, mañana voy a estar somnolienta todo el día. 

-- 

- Un expreso doble para la dormilona!- Me dijo Tania mientras me ponía el café en el escritorio, yo sólo la mire con cara de "quiero dormir!!" - Nada de dormirse en el computador de nuevo!, quiero ver los planes para abrir de noche como Pub! mira que tengo unos planes muy entretenidos para las dos acá!- sonrió traviesamente como cuando tiene uno de sus planes en mente. 

Realmente odio los planes de Tania, siempre terminan conmigo en una esquina cuidado su cartera mientras ella escoge su siguiente afortunado. La miro con cara de sufrimiento, pero a ella no le importa mucho y continúa. 

- Vamos a ver un poco de tele para despertarte mientras te tomas el café - Me llevó hacia la cafetería y encendió el televisor que aún estaba en el canal de noticias - Mmm... No, muy deprimente.. Ya sé, veamos el de chismes! - Y la cambió a un canal de farándula de esos que detesto, pero me quede callada- Awww están comentando la boda! 

- La boda de quien? 

- Tú nunca sabes nada!, del Príncipe de Myrland con la hija de un jeque, te lo digo, esa boda va a ser DE LUJO, moriría por una invitación- Y comenzó a suspirar repetidamente 

- ah? 

- Deberías actualizarte un poco, más allá de ser de sociedad es una unión económica, si la boda se lleva a cabo a la perfección desaparecerían los problemas de Myrland para negociar combustible.-Miró hacia la barra y dijo- Apuesto a que Javier se vería guapísimo en tuxido - Le guiñó un ojo sonriendo, él sólo se escondió detrás de la máquina de café, pero pude ver un ligero rubor en su cara antes de que se diera vuelta. 

No sé porqué, pero me imaginé a Giles en Tuxido, con una rosa en la solapa y una pañoleta en el cuello, con una mano en la espalda y la otra tendida hacia mí, como diciendo "Quieres bailar". Sacudí esa imagen de mi cabeza casi instantáneamente, no puedo tener este tipo de pensamientos hacia él. 

No estoy segura de que siento exactamente por él, si lo estoy usando como una excusa para no pensar en Sam o de verdad me despierta algo. Sería más fácil de deducir eso si tan solo pudiese verlo en persona... 

- No aguanto el sueño, iré a la oficina a dormir una siesta- Le dije a Tania y me levanté hacia la oficina. 

Cuando llegué, le puse pestillo para que nadie me molestara, me tiré al sillón, me acurruque en posición fetal y cerré los ojos. 

Soñé con un baile, mejor dicho una boda muy elegante y al final del salón vi un hombre en tuxido. 

No era Giles, su cabello era negro y alocado, con mechas sobre los ojos, no como Giles, que lo tiene castaño oscuro y corto. Tenía una barba de dos días que le daba un aspecto rebelde en el tuxido y una mirada ... libre. Los ojos verdes como los míos pero más claros, verde agua. Toda su apariencia me recordó a un aventurero, alguien que es capaz de tomar un bolso e irse a recorrer el mundo porque esa mañana se le ocurrió. 

Me miró con cuidado y dijo ... 

- Tú sabes donde esta Alicia?- 

Lo estudié cuidadosamente, cuando le quise preguntar si esto era un sueño o un mensaje, todo se disolvió ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario