viernes, 29 de marzo de 2013

Capítulo 18.5 – La Azotea


He visto tantas películas donde el mayor peligro ocurre en los museos de noche, desde asesinatos y mensajes ocultos, hasta figuras que cobran vida propia, pero nada me transmitió el nerviosismo que sentía mientras recorría los pasillos del museo, fríos y silenciosos, cada paso que daba duraba una hora, cada movimiento que hacía parecía tan lento que una vida podría haber transcurrido antes de que mi pie tocase el piso, cada latido de mi corazón duraba tanto como una canción completa.

El beso de Leo parecía haber sucedido hace horas y no minutos, había dejado mi mente completamente desde el momento que puse un pie en el gran salón 


Avancé con sigilo entre las grandes estanterías, recorría cada metro con tanto cuidado que casi no tocaba el suelo, esforzándome por ser lo más silenciosa posible. Tanto era el silencio que podía escuchar el latir de mi corazón, podía sentir como el pecho se me comprimía por la tensión contenida y me costaba respirar por miedo a hacer demasiado ruido y chocar con algo y delatar mi posición. 

En el tercer pasillo de pinturas me relajé un poco, me detuve para poner atención a mi alrededor, si bien no veía mucho, siempre he tenido muy buen oído, cerré mis ojos y escuché-

Un respiro…

Otro respiro… 

El sonido de mi boca tragando saliva…

Y nada más. 

Me relajé y busqué con menos cuidado, si quería atacarme, ¡Que viniera y lo hiciera!, pero de frente, no ocultándose como las ratas. 

Revisé nuevamente todo y no encontré nada, no había nadie más en toda la galería, sólo los cuadros y yo estaba completamente sola. Tardé diez segundos en reaccionar. 

¡Leo!

Corrí de regreso al corredor, sin preocuparme por ser silenciosa. Sólo habían dos opciones y yo no había sacado el premiado, tenía que apurarme para ayudar a Leo en lo que pudiese, ahora éramos un equipo. 

El final del pasillo daba a unas esculturas bastante terroríficas, de caballeros con lanzas afiladas y armaduras completas, las típicas que cobran movimiento en la parte de mayor tensión de la película. Con la prisa pasé a llevar una de ellas y cayó estruendosamente al suelo, cómo sabía que estaba sola no le di mucha importancia y seguí corriendo, lo peor que podía pasar era que tuviese que saltarla cuando escapase, porque estaba segura de que nos tocaría huir. 

Abrí la puerta que daba a la escalera y subí los peldaños de dos en dos, al llegar a lo más alto encontré una puerta de metal, la empujé con todas mis fuerzas y sentí el viento de la noche en mi rostro, una ráfaga helada que me congeló por completo.

Al comienzo no vi nada, sólo las luces de la cuidad y escuché el ruido de los autos en la noche, caminé por la azotea en búsqueda de Leo, esperando que mis ayuda no fuera necesaria. 

Que equivocada estaba…

Me quede helada al ver a Leo tirado en el suelo, ensangrentado por completo, sin mover un músculo mientras el motociclista se acercaba a él con una katana en alto, dispuesto a darle el golpe de gracia. 

Sólo del terror me recorrió un escalofrío de pies a cabeza, quise gritar, quise saltar entre Leo y él, pero habían más de 10 metros de distancia, era imposible que lo lograse. 

Mi mano comenzó a tiritar y sentí como el viento era tangible en ella, tan tangible como el agua que corre por los ríos, sentí su peso en mi muñeca y en un acto instintivo lo empujé, empujé el viento con un grito que nació en la boca de mi estómago. Lo sentí fluir a través de mí y obedecer ante mi mandato, el cual era simple… Salvar a Leo. 

Mi memoria recuerda lo que pasó en fotoramas, mi mano moverse, yo gritar, Leo girar la cabeza en mi dirección y ver como el motociclista perdía el equilibrio ante la ráfaga de viento que nacía en mi muñeca. 

Leo aprovechó el momento y se quitó el guante con dificultad, tomó la pierna del motociclista, escuchó como él gritó y comenzó a salir humo desde su pantalón, cómo si el toque de Leo lo hubiese quemado. 

Exhausta me acerqué hacia ellos con lo que daban mis fuerzas, pero no fue suficiente, él corrió hacia la salida cojeando y yo no pude perseguirlo, no podría dejar a Leo sólo en el suelo con más sangre de la que me era posible soportar.

Me acerqué hasta Leo y le tomé el rostro entre mis manos, él suspiro y me miró tratando de mantener esos ojos verde agua enfocados en mi cara, la preocupación fue la primera emoción que reconocí cuando me miró.

- ¿Estás herida? – tan esperable, él se preocupa por mi cuando apenas puede mantenerse erguido.

- No, sólo agotada, ¿Tú cómo estás?

- Ahora mejor- entre la sangre pude ver su sonrisa de alivio aún perfecta – él me engañó.

- ¿Cómo?

- Usó su voz…

- ¿Qué?

- Usó la voz de Alicia…


10 comentarios:

  1. Cada vez me gusta más, si quieres puedo hacer una reseña en mi blog (http://blogdelecturadenuno.blogspot.com.es), pero me llevará un tiempo

    ResponderEliminar
  2. Te he dado un premio en mi blog: http://blogdelecturadenuno.blogspot.com.es/2013/04/2-premios.html
    y mañana cuelgo la reseña

    ResponderEliminar
  3. Ya está hecha la reseña: http://blogdelecturadenuno.blogspot.com.es/2013/04/aixza-y-el-guardian.html

    Me he tomado la libertad de cogerte una fotos de tu página web

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nuño!!!! =)
      Me encanta que te guste la historia =)

      Eliminar
    2. Veo que has cambiado el color de las letras, muchas gracias, ahora es bastante más fácil leer

      Eliminar
  4. Hoy me he puesto al dia totalmente con tu historia!!! Buaaah me ha encantado! Escribes muy bien ¿cuando subes otro capitulo? Espero que sea pronto porque me he enganchado a tu historia jejeje... Saludos y besitos cielo! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Stephanie!
      Me alegra que te guste!!
      El fin de semana va a estar el Capítulo 19 ;)
      Si quieres ayudarme con la difusión yo feliz jejeje
      Cariños!

      Catapzia

      Eliminar
  5. Sii me ha gustado mucho! :D Pues entonces esperare impaciente! :D jejeje de todos modos si eso avisame por un tweet cuando lo hayas publicado (tengo mala memoria y a veces no me acuerdo) jsjaja soy un poquillo despistadilla :P Y claro! :D En cuanto suba si eso algo, te recomiendo ;) Besitooos cielo! <3

    ResponderEliminar
  6. Genia, me dejaste muy intrigada, Catapzia. Lo bueno, es que no tengo que esperar porque estoy atrasada.
    Por cierto, cada vez que vea una falta de ortografía, te lo diré.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dany, justo ahora acabo de subir otro capítulo!
      Cariños!

      Eliminar