domingo, 3 de noviembre de 2013

lunes, 28 de octubre de 2013

AyS - Prologo

“¡No lo muevas!” dijo Diego deteniendo a Alicia, “creo que intenta convocarla”. 


Alicia lo miró incrédula, llevaban meses tratando de comunicarse con sus respectivos alfiles, pero nada ocurría, aun así no podía dejar de pensar que era inusual que Giles siguiera durmiendo a las dos de la tarde. “¿Qué hora es allá?” preguntó mirando por la ventana, “¿Crees que ella estará aun durmiendo?”. 

“Probablemente” contestó Diego, pasando con cuidado por un muy dormido Giles, “seguramente está por amanecer”. 

Llevaban ya varios meses encerrados en esa torre, Diego fue el primero en llegar, lo habían interceptado a la salida del supermercado y lo sedaron por horas mientras lo trasladaban a la torre. Al llegar allí y encontrarse completamente solo, sin poder hablar con Raissa, lo supo, no desesperó en lo absoluto, sabía que pronto tendría compañía, y así fue, a la semana llegó Alicia, la trajeron mientras él dormía, al despertar la vio desparramada en la entrada. 

viernes, 13 de septiembre de 2013

De Vacaciones

Chicos!!

Sé que le había dicho (por Facebook y twitter) que tendría este sábado el epílogo de "Aixza y las Sombras", pero no me ha dado el tiempo de tenerlo editado antes de desaparecer. 

Sí, desaparecer!, porque me iré de vacaciones =),

Estaré de regreso a finales de octubre, espero llegar muy inspirada y con todas las pilas!! 

Mientras tanto, espero que terminen de leer la historia, la comenten y la compartan, de verdad cada vez que leo un comentario es como una inyección de energía =). 

También los invito a que visiten mi otro blog Historias de Catapzia dónde publico relatos y una historia en la que estoy trabajando "Por un diferente anochecer", junto a mi perfil de Wattpad en el que también está "Aixza y el Guardián", aunque sólo hasta el capítulo 15, pero es buena opción si quieren leer del teléfono o una tablet =). 

Y bueno, me despido hasta el próximo mes!!!

Cariños por kilos! 

Catapzia


domingo, 8 de septiembre de 2013

Epílogo

~ Narrador omnisciente ~

El sol se colaba suavemente por la ventana mientras el agua del hervidor burbujeaba sonoramente. 

Había pasado ya dos semanas desde que Javier rebeló su identidad, entregándoles la misión que debían cumplir, el deber que caía sobre sus hombros. 

Una obligación de la que eran conscientes y temerosos a la vez. 

Una batalla que era de ellos por librar.

Partirían a la búsqueda del campanario, Javier los acompañaría para que no corriera peligro, haciendo una apuesta que nadie creyó posible, ni siquiera cuando Nicholas y Rafael descubrieron su identidad, ofreciéndose a protegerlo con sus vidas, él se negó y sólo les dijo que debía estar donde era requerido y eso era al lado de los elegidos para apoyarlos en su misión. 

Elegidos.

sábado, 31 de agosto de 2013

Capítulo 30 - El cortesano

El hombre que nos miraba desde la puerta no parecía sorprendido en lo absoluto de vernos medio muertos y en medio del desastre que alguna vez fue mi hogar. 

Del lugar que me tomó meses construir y adaptar a mis necesidades no quedaba absolutamente nada, todas las puertas habían sido totalmente consumidas por las llamas, mi complejo sistema de seguridad arruinado hasta la inexistencia, todos los recuerdos que había acumulado con el paso de los años, ahora solo existían en mi memoria. 

Una cosa tenía clara, encontraría a ese infeliz y lo mataría, no importaba cómo ni cuándo, pero me vengaría de esta y todas las que nos había hecho, más que nada, me vengaría de que hubiese utilizado a Aixza, que la enamorara, porque no fue necesario de que diera mayores explicaciones, su rostro es un libro abierto y la expresión que puso no se me olvidaría jamás, además Tania ya me había comentado sobre su vida en un intento por averiguar que intenciones tenía yo al acércame a ella.

Lo único bueno, era de que ya teníamos la identidad de ese desgraciado, ya podíamos darle caza, como el intentó con nosotros, ahora no tendría escapatoria.

Mis pensamientos de venganza fueron interrumpidos por Raissa y el hombre que acababa de llegar. 

jueves, 15 de agosto de 2013

Capítulo 29 - El Equinoccio

Sam… no podía ser, ¿Sam? ¿Mi Sam? ¿Una sombra?, el mundo tenía que estar loco, ¿acaso todos los hombres en los que confiaba tenían una doble vida?

Como una película vieja en blanco y negro comencé a recordar los momentos que pasamos juntos, desde el día en que nos conocimos, cuando casi me atropella, se sentía tan culpable que me llevó directo al hospital y me acompañó hasta que se aseguró de que no tuviese herida alguna, me acordé de cómo llegó toda esa semana a verme para evitar de que me diera estrés post traumático. Ahora me doy cuenta de que era todo parte de una elaborada mentira, planificación a largo plazo para un evento que no llegaría hasta años después. 

La noche en que terminamos reapareció con claridad en mi memoria, cada línea de la conversación que se suponía no debía escuchar, la que desató tantos cambios en mi vida. 

domingo, 4 de agosto de 2013

Capítulo 28 - El Motociclista

Raissa se acomodó a mi lado y me indicó como ponerme la mascarilla para poder respirar mejor, la verdad es que el alivio fue inmediato, pude pensar con mayor claridad y ordenar mi cabeza de forma coherente. Me entregó un par de lentes transparentes para el humo, idénticos a los que ella levaba y cuando los tuve puestos me pasó a Romulo y Remo, yo los guardé en mi chaqueta para que no molestaran. 


- Tengo esto también – dijo mostrándome unos guantes grises largos – son de neopropeno, para la temperatura, resisten hasta 200 grados. 

- Se ven útiles, pero no puedo- le mostré mis manos desnudas- si me pongo guantes no podré controlar el aire. 

- Toda la razón cómo no pensé en eso, ¿cuál es la situación? – elevé mis cejas- sabes a lo que me refiero – dijo meneando la cabeza.

- Hay una sombra con Leo- le conté, indicando con mi mano hacia el interior del departamento. 

- ¿Segura?

- Después de todo lo que ha intentado matarnos y si nosotros somos los de la profecía, ¿te cabe alguna duda?

- olvídalo, fue estúpido de mi parte preguntar – comenzó a sacudir la cabeza- el humo me está afectando.

- ¿Te parece que si después de rescatar a Leo y atrapar a la sombra definimos quien comete más estupideces?